Mapeo Térmico


Un mapeo consiste en situar diversos dataloggers en puntos estratégicos del recinto para monitorizar de forma precisa los parámetros a controlar. Dichos puntos se eligen en función de las dimensiones del recinto y sus influencias externas.

El mapeo permite obtener una imagen detallada de la homogeneidad del recinto, durante un cierto intervalo de tiempo. Dicho intervalo puede ser variable según las necesidades, aunque se aconseja realizarlo de 15 días naturales y durante los períodos extremos de temperatura del año. Es así, cuando podemos recrear el ambiente de trabajo y ver el comportamiento de los parámetros en situaciones críticas.

Utilizamos patrones certificados trazables bajo la norma ISO 17025:2005 para la realización de nuestro servicio de Mapeo Térmico.